¿Aún no sabes qué son los BOTS?

Bot- robot
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2016 es el año en el que los bots comenzaron a importarle a todo el mundo. Facebook habla de bots en su plataforma y otras aplicaciones como Kik y Telegram llevan meses implementándolos. De hecho no se trata de un nuevo concepto, ya que muchos llevan funcionando bastante tiempo. Lo que sí es nuevo es su adhesión en nuestra vida cotidiana, su ‘humanización’ y su integración con las aplicaciones.

Los bots son pequeños programas que aportan funciones novedosas a las páginas web y las aplicaciones de mensajería instantánea, a medio camino entre inteligencia artificial y asistente virtual

¿Por qué estamos escuchando tanto de ellos ahora?

La gente no descarga aplicaciones, al menos no tantas como pensamos. Aunque parezca raro, la gente sigue usando su móvil al estilo tradicional, solo que ahora usan apps para comunicarse con otras personas cuando antes lo hacía con SMS o llamadas.

Las empresas tienen que gastar muchísimo dinero para intentar que te descargues su app.  Sin embargo, ahora las empresas pueden crear estos bots para relacionarse contigo en esas apps que usas todos los días. Es mucho más fácil empezar una conversación con un contacto de una empresa en formato bot que ir a la tienda, buscar la app, descargarla y registrarse. Son muchos pasos y la gente es por naturaleza muy vaga.

Vale… pero, ¿qué es exactamente?

La palabra Bot viene de la palabra “robot” y es la forma en la que se le denomina en el argot tecnológico a aquellas aplicaciones de software cuyas cuentas simulan ser personas y que busca interactuar con otros ejecutando labores automatizadas. En definitiva, un programa informático que simula el comportamiento humano.

Aunque los bots conversacionales han existido desde hace algunos años (acuérdate de Clippy, el asistente virtual en forma de clip de Microsoft o actualmente Siri), recientemente han sido optimizados para el aprendizaje automático combinando la inteligencia artificial con el reconocimiento de voz. Todo esto basado en la forma en la que los humanos hablan de forma natural, lo que les hace más versátiles que nunca.

El desafío consiste en dotar a estos programas de una sofisticada inteligencia artificial en la que sean capaces de crear una situación en la que el cliente sienta que se está comunicando con otro humano y no con una pieza de software y en un entorno que requiera poca o ninguna intervención humana. De este modo, la idea es facilitar el servicio online (pedir comida a domicilio, comprar cualquier producto, resolver dudas, consultar la meteorología o reservar cita en un establecimiento) o simplemente mantener una conversación como si al otro lado hubiese alguien de carne y hueso.

Por ello, no existen muchas limitaciones con el poder de los bots. De existir son las mismas que ofrece una app. Al tratarse de servicios, pueden adaptarse al mundo de las conversaciones de texto. Casi cualquier cosa que hagas con una app normal la puedes hacer con un bot. La diferencia en este caso es que el bot parecerá más amigable y no tendrás que salirte de la app inicial.

Y los diferentes tipos que hay son…

Aunque todos los bots simulan ser personas, hay diferentes tipos dependiendo de su finalidad ( testing bots, following bots, trafic bots, trending bots, crisis bots,…). Teniendo en cuenta que las apps de mensajería son las más agraciadas en esta nueva ola tecnológica permitiendo poner un bot para cada necesidad, nos centraremos en los bots conversacionales o chat bots.

Se trata del término más popular en redes sociales y su finalidad suele ser ofrecer un servicio, generalmente de atención al usuario, a través de una conversación con él. Gracias al ‘machine learning’ o aprendizaje de máquina, logran entender y aprender el lenguaje natural escrito de los humanos. La idea de los chats bots es que no tengas que dejar la aplicación principal para usar otras aplicaciones.

Pero distingue…

Otro término que se ha popularizado es el de Troll y muchas veces se confunde con los bots cuando en realidad son muy diferentes. Un troll es una persona que critica y ataca de forma sistemática a otra u otras, ejerciendo e incluso abusando de su derecho a la expresión en los medios sociales. La principal diferencia de los trolls contra los bots es que lo primeros si son personas, a diferencia de los otros que son cuentas que no son quien dicen ser.

Entre Community Managers hay una frase muy popular que dice “No alimentes al Troll” y se refiere a no hacerle caso al que se dedica únicamente a atacar.

Las empresas que apuestan por los bots son…

Ya existe un gran universo de chatbots preparados en el mercado. Microsoft fue el primero en presentarse como la plataforma para permitir que los desarrolladores y las empresas tengan más fácil crear bots.

Aunque no es muy conocida en España, Kik una popular aplicación de chat entre los más jóvenes, abrió hace poco una tienda de bots, donde se pueden agregar a tus chats o interactuar directamente.

Si hay una aplicación avanzada en el campo de los bots, esa es Telegram. Esta app de mensajería cuenta con una completa sección de bots de todo tipo y sobre temática muy diversa, listos para añadir a la app y empezar a utilizarlos al momento.

bots-telegram

Facebook anunció el pasado mes de Abril la plataforma para desarrolladores que permite agregar bots a Messenger mediante un sistema que mezcla inteligencia artificial e intervención humana. La idea de Facebook es que las empresas creen todo tipo de bots con el fin de mejorar y facilitar sus labores de atención al cliente. Gracias a ellos, los usuarios de esta app podrían tener un contacto más directo con empresas, solicitar determinados servicios o incluso consultar la previsión meteorológica para los próximos días. De conseguirlo, pronto podrás comunicarte con cualquier negocio, para realizar distintas funciones, del mismo modo en el que chateas con tus amigos. Aunque al otro lado de messenger, y aunque no lo parezca, te atenderá un bot.

Todo apunta a que serán una nueva mina de oro para los desarrolladores en los próximos años. 

Y para no perderse entre tanto bot, una buena opción es usar la web Botlist, que recoge en un listado todos los bots disponibles en todas las plataformas que los ofrecen hoy en día. Así se puede revisar con comodidad cuáles son los bots más interesantes y en qué aplicaciones se pueden emplear.

También hay algún problema…

El principal problema al que se enfrentan los bots es que no todo el mundo usa las mismas aplicaciones de chat, por lo tanto, las empresas tendrán que tener un bot en cada plataforma. Será de esperar que alguna de estas plataformas, tenga un bot de un servicio conocido en exclusiva. Esto podría atraer a más usuarios a esa app pero para las personas que no lo usan y para las personas que no tienen interés en abrirse una cuenta, resultará un problema.

Los bots no reemplazarán a las aplicaciones, que al final son más completas, si no que serán complementos: formas más rápidas de ponerse en contacto contigo.

Por otro lado, los bots deberán aprender cúando queremos algo de verdad y cuándo simplemente alguien quiere sabotear. Un  buen ejemplo es Tay: un chatbot creado por Microsoft para hablar por Twitter y que tuvo que ser retirado porque ” aprendió” a escribir mensajes racistas.

Otras posibles desventajas consisten en dar a estos asistentes digitales demasiado poder para actuar en nombre de la empresa, lo que podría hacer que se pierda un negocio o pasar por una situación embarazosa.

La pregunta del millón… ¿está legalizado?

En realidad no existe actualmente ningún tipo de regulación en torno al uso de bots, así que su utilización es una cuestión más de ética de quien los usa. Por ello, debemos apostar en este sentido por la auto regulación.

bot-robot

Y en el futuro…¿qué?

Lo cierto es que cada vez hay más plataformas que posibilitan el uso de chatbots. De hecho, la tendencia es que estos pequeños programas se integren cada vez más en las apps de mensajería instantánea más populares. El fin es que el usuario pueda hacer desde una única aplicación decenas de tareas para las que hasta ahora necesita tener instaladas un sinfín de apps específicas.

Sin embargo, y a pesar de los esfuerzos y de su uso extendido, aún están muy lejos de actuar en la red como lo haría una persona. Esa es la conclusión a la que ha llegado un grupo de ingenieros informáticos que ha estudiado el comportamiento de estos robots en Wikipedia y ha descubierto que hasta 4,7 millones de las ediciones de los artículos son correcciones que los bots se hacen constantemente entre sí, cayendo en una especie de edición sin fin nada productiva.

Para mayor reflexión, un estudio de 2009 estimó que ese año los bots generaron el 24% de todos los tuits que se publicaron. Una compañía de análisis de audiencias encontró que el 54% de los anuncios mostrados entre 2012 y 2013 fueron vistos por robots en lugar de por humanos. Y si no fuera poco, de acuerdo a una compañía de seguridad de la red, los bots realizaron el 48,5% de las visitas a las páginas web de 2015.

 

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail